lunes, 4 de noviembre de 2013

Miles de personas toman el centro de Roma para exigir el final de los desalojos de casas ocupadas

El derecho a la vivienda llena las calles de Roma durante la conferencia de Vivienda.

Miles de personas toman el centro de Roma para exigir el final de los desalojos de casas ocupadas y soluciones habitacionales a la medida de las personas y no de los mercados durante la reunión extraordinaria sobre vivienda del Gobierno de Letta.


La calle y el Parlamento siguen caminos distintos en Italia. Si hace dos semanas el movimiento por la vivienda establecía un pequeño campamento en la plaza Porta Pia tras una marcha en la que participaban más de 50.000 personas, a lo largo del 31 de octubre la oposición a la política de vivienda del Gobierno de Enrico Letta ha resonado en los alrededores del hemiciclo durante la conferenza Stato-Regioni. En esa conferencia se han tomado decisiones genéricas referentes a subsidios de alquiler muy alejadas de las reivindicaciones del movimiento por la vivienda que se manifestaba en la ciudad: "Desde el Estado se reafirma la idea de que el derecho a la vivienda sigue estando por detrás de los derechos de la especulación que sustenta el mercado; de esta forma se seguirán produciendo desalojos para garantizar el derecho a la propiedad por delante del derecho a la vivienda", ha editorializado la web Dinamo Press, un medio que recuerda que en la actualidad más de 260.000 personas se encuentran en riesgo de desahucio en Italia. No obstante, el movimiento de vivienda se articula principalmente en torno a la lucha contra los desalojos de viviendas recuperadas y centros sociales ocupados; solo en Roma más de 20.000 personas viven en casas ocupadas por el movimiento por la vivienda digna. Muchos de estos 20.000 son migrantes, que han sido una gran mayoría en la manifestación del 31.

Ver web de Coordinamento Cittadino Lotta Per La Casa

El asedio ha empezado a las 11 de la mañana con una concentración legalizada en Piazza Montecitorio, informa Lucía Lois. Más de mil personas se habían congregado en la plaza para hacerse oír por el gobierno y exigir una moratoria de desahucios en todo el país. Desde la plaza ha salido una manifestación que ha intentado llegar al Palazzo Chigi, donde se estaba dando la reunión entre parlamentarios, provincias y ayuntamientos para discutir las políticas de vivienda. La manifestación ha ido entrando en calles bloqueadas por la policía en varios momentos, hasta llegar a vía del Tritone donde la marcha se ha visto bloqueada por una barrera policial. En ese momento los manifestantes han intentado avanzar, a lo que la policía ha contestado con el lanzamiento de gases lacrimógenos. Varias personas han resultado heridas, tanto por golpes como por intoxicaciones por el gas y Global Project habla de nueve personas detenidas. El cortejo se ha recompuesto tras las cargas, para intentar volver a la plaza donde había comenzado la manifestación. Cerca de la Fontana di Trevi se han vuelto a producir cargas policiales, esta vez cuerpo a cuerpo con porras. Aún así se ha conseguido hacer retroceder a la policía y avanzar hacia la plaza principal, donde se ha vuelto a unir todo el cortejo. A las 18h de la tarde del día de hoy, todavía permanecían en los alrededores del Parlamento muchos de estos manifestantes.