lunes, 9 de junio de 2014

Abren las puertas del gaztetxe "Kobazulo" a la juventud barakaldesa


La historia de lo gaztetxes de Barakaldo viene de largo. La Provi, Errekaortu, Makala, Dorretxea,... son tan solo algunos de los espacios autogestionados por la juventud barakaldesa que han dado cobijo a cientos de ideas, actividades, reflexiones transformadoras a lo largo de los años. Pero como cada proyecto que se escapa del control de la institución, los diferentes gaztetxes que han abierto sus puertas en Barakaldo, se han encontrado de frente con la oposición activa de los gobiernos municipales establecidos en cada momento. Pero cada desalojo y derribo ha ido dando lugar a una nueva ocupación. Oleta gaztetxea fue desalojado en 2010 y ayer mismo se cerró un nuevo ciclo sin gaztetxe de la mano de "Kabazulo".

La BGA (Barakaldoko Gazte Asanblada) llevaba ya varias semanas trabajando en torno a esta ocupación, pero durante la tarde del domingo se llevó a cabo la presentación pública del nuevo gaztetxe a la sociedad barakaldesa. En vista de la trascendencia del acto, la BGA invitó al conjunto de jóvenes y colectivos del movimiento popular a acudir a conocer el nuevo espacio liberado.

Una kalejira en ambiente festivo cruzo el paseo de los fueros a media tarde llamando la atención de un buen número de viandantes a través de banderas naranjas, la megafonía instalada en un carro de la compra, zancudos, etc. Sin haber conocido aún el nuevo gaztetxe, desde la megafonía ya se animaba a la juventud a tomar parte en el nuevo espacio liberado "Kobazulo". La kalejira enfiló la calle Portu donde un buen número de personas observaban con asombro una estampa nada habitual en esta calle. Vecinas y vecinos asomados en las ventanas, cuadrillas de chiquillos, varios miembros del colectivo de senegaleses Teranga... Todos ellos fueron testigos presenciales sin saberlo, de un proyecto que daba sus primeros pasos.

La movilización concluyó en la Plaza del Botxo donde un miembro de la BGA procedió a la lectura de un comunicado en el que afirmaban que la ocupación es la única via que les queda para hacer frente a un modelo de vida alienador como el que se impone. Se habló también de la importancia de crear espacios liberados, catalizadores de la energía y la creatividad transformadora de la juventud y animaron a la juventud barakaldesa a tomar parte en este proyecto.

Posteriormente todos los asistentes a la protesta procedieron a adentrarse en el nuevo gaztetxe "Kobazulo" situado en el local del antiguo restaurante "Las Cuevas". Un brindis y la proyección de varios videos relacionados con la okupación fueron las primeras actividades públicas de "Kobazulo" en las que participaron decenas de jóvenes y numerosas personas implicadas en anteriores ocupaciones de Barakaldo y de la comarca. Las caras de alegría y asombro daban señal de la emoción que provocó en los asistentes contemplar el nuevo local que presumiblemente albergará múltiples iniciativas juveniles.