jueves, 10 de abril de 2014

Hoy se presenta en Donostia el largometraje "Ateak zabalduz-abriendo puertas", un acercamiento al movimiento okupa

Al realizador Juanmi Gutiérrez (Errenteria, 1945) siempre le ha interesado el movimiento okupa. De hecho, hace 15 o 20 años escribió un guion cuyo protagonista era un joven que okupaba una casa. Aquella historia no salió adelante por falta de financiación, pero dos décadas después, su atracción por el tema se ha convertido en un largometraje documental que hoy se proyectará en el Festival de Cine y Derechos Humanos en el Teatro Victoria Eugenia de Donostia.

Trailer: http://vimeo.com/84157615

Entradas (4,20€): http://www.victoriaeugenia.com/programacion/espectaculo.php?evento=26093

Al inicio, su intención era centrar la película en Txerrimuño, una antigua sidrería de Lezo okupada desde hace 30 años, pero a medida que iba rodando decidió documentar otras experiencias cercanas como Goiko Eskola, Lobato, Arditurri, Mosa o Urkabe Baita. Los inquilinos de estas y otras casas, gentes de diferente edad, sexo y condición, aportan interesantes testimonios que suponen un "acercamiento" al movimiento okupa con el que ha querido "desmontar estereotipos". Así, en los primeros minutos se muestran imágenes de archivo de varios desalojos violentos y cargas policiales que pronto dan paso a secuencias más pausadas que ofrecen una visión más "idílica" de un movimiento que fomenta las actividades culturales, la educación y la agricultura ecológica, entre otras cuestiones. "Así, los estereotipos caen poco a poco", afirmó el director, que ha "subrayado mucho" los aspectos positivos en la creencia de que lo negativo suele okupar buena parte de los filmes proyectados en el certamen.

Evolución del movimiento okupa

Según apuntó Gutiérrez, en los okupas de hoy día ha detectado un cambio con respecto a los que impulsaron el movimiento a partir de los años 80 y 90. Los jóvenes de entonces, que también eran antimilitaristas, participaban en radios libres o iban a gaztetxes, tenían motivaciones quizá "más ideológicas", mientras que "ahora no okupan con intención de vivir de esa manera toda la vida", sino que "se lo plantean para dos o tres años". Ello, en opinión del director, choca con la visión de los okupas veteranos que procedían de "movimientos muy radicales" y que, como se sugiere en el filme, están hoy "desencantados".

Txelo Berra, sin embargo, dice respetar mucho a la gente que okupa una casa solo para una estancia limitada. "Eso es también una cuestión ideológica porque implica que no quieres que una hipoteca te coma la vida y estás rebelándote contra el sistema. Además, cada cual tiene que vivir sus propios proyectos y yo, por ejemplo, no dejé de vivir en una casa okupa por desencanto, sino porque elegí otras cosas que para mí eran más importantes en ese momento", asegura esta pionera que vivió una "experiencia increíble" en Matxarda, la casa de mujeres de Errenteria, y después sufrió el rechazo de los vecinos cuando okuparon el antiguo cuartel de la Guardia Civil de Oiartzun: "Nos cargaron con todos los estereotipos del momento; incluso llegaron a decir que éramos traficantes". Aunque la convivencia "desgasta mucho", Berra consideró que la okupación es "una alternativa muy digna para el mundo actual" y recuerda que sus años como okupa "conformaron" su manera de entender la vida y le ayudaron a "construir" su personalidad.

En ese sentido, Juanmi Gutiérrez añadió que la okupación "marca mucho positivamente" a quienes la han practicado, "independientemente de que luego sigan o no siendo okupas". "Es una universidad de vida", afirmó el director, que cree que sus documentales "ganan" cuando sientes que los personajes que participan en él están "implicados" y acceden a "contar algo que lleva dentro". "Yo me enamoro de ellos y ellos están contentos", dijo.

Hoy, JUEVES 10 de abril

16.30. Tales form the Organ Trade (Canadá, 2013), de Ric Esther Bienstock. Descenso crudo y sin concesiones al oscuro mundo del tráfico de órganos humanos.

19.00. Ateak zabalduz / Abriendo puertas (España, 2014), de Juanmi Gutiérrez. Prejuicios aparte, el movimiento okupa esconde una realidad compleja y rica que nos retrotrae a ideologías y opciones de vida que creíamos arrinconadas por la historia.

22.30. The Selfish Giant (Reino Unido, 2014), de Clio Barnard. Fábula contemporánea libremente inspirada en el cuento El gigante egoísta, de Oscar Wilde. Dos adolescentes conocen a un chatarrero para el que empiezan a buscar metales para ganar un poco de dinero y acercarse a su caballo, con el que participa en carreras ilegales