jueves, 16 de mayo de 2013

Absueltos dos jóvenes detenidos durante las protestas contra el derribo de Kukutza

[Behean euskeraz]

Kukutzarekin Elkartasun Taldea ha dado a conocer que el Juzgado de lo Penal nº 4 de Bilbao ha absuelto a dos de los jóvenes detenidos en septiembre del 2011 durante el derribo del gaztetxe Kukutza III de Rekalde, y que fueron juzgados el pasado mes de marzo acusados de desórdenes públicos.

Los dos jóvenes juzgados el pasado día 11 de marzo, y que se enfrentaban a una petición fiscal de 22 meses de prisión para cada uno de ellos por un presunto delito de desórdenes públicos, han sido finalmente absueltos por el titular del Juzgado de lo Penal nº4. Cabe recordar que entre los días 21 y 23 de septiembre de 2011, la Ertzaintza desplegó en el bilbaíno barrio de Rekalde un desorbitado operativo policial que se saldó con más de un centenar de personas heridas o contusionadas y un total de 82 personas detenidas o identificadas de entre los miles que trataban de mostrar su rechazo al desalojo y posterior derribo del gaztetxe Kukutza III. Unas detenciones que, como ya hemos denunciado en anteriores ocasiones, fueron practicadas de manera totalmente indiscriminada y arbitraria entre los allí presentes, en una suerte de lotería en la cual el mero hecho de encontrarse en las calles de Rekalde parecía ser interpretado por la policía como sinónimo de conducta delictiva.

La sentencia, además de recoger llamativas contradicciones de los agentes de la Ertzaintza que declararon durante el juicio —como el tratar de acusar a uno de los jóvenes de portar un pasamontañas, cuando del propio atestado policial se desprende que la prenda “pertenece a un menor que también fue detenido durante los hechos”—, fundamenta su sentido absolutorio en que, en cualquier caso, los hechos descritos en el atestado policial no revestirían de la suficiente gravedad como para poder ser constitutivos de delito, ya que “no existen mayores datos (…) que permitan concluir en la realidad de la generación de un peligro concreto achacable a dicho encausados”, por lo que “nos encontramos ante una conducta que no puede recibir el reproche que se pide, de naturaleza penal”, sino más bien, y en todo caso, sujetos a una posible “responsabilidad administrativa (…) como consecuencia de la alteración del orden o afectación de elementos urbanos”.

Así, esta sentencia vendría a sumarse a lo ya establecido en las dos anteriores, en el sentido de restar toda credibilidad a lo afirmado por los atestados policiales resultantes de aquel operativo. El primero de los juicios se celebró en junio del 2012 contra dos jóvenes estudiantes alemanes, que se enfrentaron a graves acusaciones por daños, altercados y desórdenes públicos y una petición fiscal de tres años y medio de prisión, y que finalmente fueron absueltos por la titular del Juzgado de lo Penal nº5 de Bilbao tras quedar sobradamente probado durante el juicio, mediante fotografías y el propio informe de los bomberos, que ningún contenedor fue quemado en el lugar y a la hora que afirmaban los agentes de la Ertzaintza, lo cual fue recogido por la sentencia afirmando textualmente que los agentes “incurren en un error o imprecisión, ya sea al ubicar los hechos en el tiempo o al ubicarlos en el espacio, error que asimismo se ha podido producir al identificar a los presuntos autores de los hechos”. Y en el segundo de ellos, celebrado el día 27 de septiembre del pasado año, fue la propia juez encargada de la instrucción del procedimiento quien entendió que los hechos no revestían de la suficiente gravedad como para ser considerados delito, sino en todo caso una falta contra el orden público, y quien finalmente absolvió a 8 de las 11 personas acusadas y condenó únicamente a tres de ellas a sendas multas de 180 euros por participar en una sentada en la calle Gordóniz.

El globo desinflado del exconsejero Ares respecto a Kukutza III

Con esta dada a conocer hoy, son ya tres las sentencias dictadas en los juicios celebrados contra las personas detenidas durante aquellos incidentes que contribuyen a que se vaya desinflando judicialmente el globo inflado ante los medios de comunicación y el Parlamento por la Ertzaintza, el entonces Consejero de Interior del Gobierno Vasco Rodolfo Ares y el Alcalde de Bilbao Iñaki Azkuna, acerca de la pretendida conjuración de extremistas y delincuentes de variada calaña —incluidos supuestos “apoyos internacionales”— que respondieron violentamente a la legítima actuación de la Ertzantza en el desalojo y posterior derribo del Gaztetxe de Kukutza III y sembraron el pánico en el barrio de Rekalde en los momentos y días posteriores.

Hubo incidentes en Rekalde y Bilbao, sí, hubo respuesta social de oposición a un desalojo y derribo que el movimiento social y vecinal de Rekalde consideraba injustificado e ilegítimo, sí; pero sobre todo lo que hubo fue una actitud desproporcionada y en algunos casos brutal de la Ertzaintza frente a esa respuesta de oposición popular.

Y esa actuación policial desgraciadamente lleva camino de quedar impune. Las decenas de denuncias presentadas por personas agredidas y lesionadas en los hechos posteriores —entre las que se encuentran algunas de las juzgadas y posteriormente absueltas— han ido siendo archivadas por diversos juzgados ante la imposibilidad de concretar los agentes autores de esos hechos, por ir encapuchados y no ser identificados por sus propios compañeros o mandos o la Consejería de Interior, a falta de conocer la sentencia del juicio celebrado el pasado 16 de abril contra un ertzaina que propinó una violenta patada en el estómago a una joven en la rotonda de Ametzola, a más de 500 metros del lugar en el que se encotraba el que fuera gaztetxe de Rekalde.

El movimiento social, que en su día manifestó de forma rotunda y pacífica su solidaridad con Kukutza III, espera también la absolución de todas las personas que todavía se encuentran a espera de juicio por los incidentes ocurridos en las horas posteriores al desalojo del Gaztetxe. Pero, en todo caso, valora positivamente esta Sentencia y se felicita por esta respuesta judicial, más equilibrada, proporcional y ajustada a los hechos, que la ya probadamente inverosimil versión ofrecida por la Ertzaintza respecto de aquellos hechos. Y pide que quienes tergiversaron dichos hechos de forma maniquea e interesada —especialmente el Consejero de Interior y el alcalde de Bilbao— asuman las responsabilidades políticas que en su día eludieron, o quisieron imputar al propio movimiento social y vecinal de Rekalde y de Bilbao.





Kukutzarekin Elkartasun Taldeak ezagutarazi duenez, Bilboko 4. Zenbakiko zigor epaitegiak desordena publiko delitua egotzirik epaituak izan ziren bi gazteak absolbatu ditu,2011ko irailean Kukutza III gaztetxea defendatzeagaitik atxilotuak izan ziren.

Maiatzaren 11an epaituak izan ziren bi gazteak absolbatu dituzte, fiskaltzak 22 hilabeteko gartzela zigorra eskatzen zien ustezko desordena publiko delitua egotzirik. 2011ko Irailaren 21etik 23ra Ertzaintzak dispositibo erraldoia zabaldu zuen Errekalde auzoan, ehundaka zauritu izan zituen ondorio eta 82 pertsona atxilotu edota identifikatu izan zituzten. Aurrekoetan salatu izan ditugun atxiloketa arbitrarioak, inolako bereizketarik ez zituztenak, Errekalde auzotik ibiltze hutsak poliziek delitutzat hartzen zuten.
Epaiketan deklaratu zuten ertzainen kontraesan deigarri ugari irakurri daitezke sententzian, adibidez gazte batek buruestalkia zeramala zioten, atestatu polizialak ordea buruestalkia beste atxilotutako adin txikiko batena zela zioen. Atestatu polizialean azaldutako gertaerak delitu izateko larritasun nahikorik ez zuten “Ez bait daude datu gehiago (…) auzipietuek inolako arrisku zehatzik sortu zutela esateko” beraz “jokaera honek ezin du eskatzen den zigor gaitzezpena jaso” nolabaiteko “erantzukizun administratiboa (…) ordena asaldatzeagaitik edota hiriko elementuak hondatzeagaitik” bai ordea.

Beraz, sententzia honek bat egiten du aurreko biekin, poliziak deklaratzen duten guztia inolako sinesgarritasunik ez bait du. 2012ko ekainean lehenengo epaiketa izan zen, bi gazte alemaniarren kontrakoa, akusazio larrietara aurre egin behar izan zuten: istilu eta desordena publikoa eta hiru urte eta erdiko gartzela zigor eskaera, azkenik Bilboko 5. zenbakiko zigor epaitegiko sailburuak absolbatu zituen,epaiketan erabat argi geratu bait zen, argazki eta suhiltzaileen informeekin, poliziek zioten toki eta orduetan ez zela kontenedorerik erre “Akats edo zehaztasun falta egin dute, tokian edo lekuan gaizki kokatzeagaitik, gertaera hauen ustezko egileen identifikazioan ere gerta ahal izan den akatsa”. Eta bigarren epaiketa ,ihazko irailaren 27an izandakoan, epaile berak ulertu zuen gertaerek delitu izateko larritasun nahikorik ez zutela, ordena publiko falta baizik,eta azkenik 11 auziperatuetatik 8 absolbitu zuena,gainontzeko hiruei 180 €ko isuna ordaintzera behartu zituen Gordoniz kalean izandako jesarrialdiagatik.

Ares kontseilari ohiaren KukutzaIII gaztetxeari buruzko teoriaren gainbehera

Rodolfo Ares barne kontseilariak, Bilboko alkate den Iñaki Azkunak eta Ertzaintzak Kukutza III gaztetxea defendatzen egon ziren pertsonak estremistatzat eta era guztietako gaizkiletzat azaldu zituzten hedabideetan, egun hoietan Ertzaintzaren zilegizko jarreraren aurka bortizki jokatu zutenak eta Errekalde auzoan izua zabaldu zutenak -nolabaiteko “laguntza internazionala” jaso zutela zioten ere-, honekin hiru dira jada epaiketetan emandako sententziek teoria honen gainbehera argi uzten dutenak.

Errekalden eta Bilbon liskarrak izan ziren, eta Errekaldeko mugimendu sozial eta auzo elkarteak zilegitasun gabea eta justifikaezina zeritzoten desalojo eta eraistearen kontrako erantzun soziala egon zen, hala izan zen; baina benetan gertatu zena Ertzaintzak herriaren kontra izan zuen jarrera erabat desproportzionatua eta bortitza.

Eta zoritxarrez Ertzaintzaren jarrera honek zigorrik gabe geratzeko bidea darama. Hainbat zauritu eta jipoituek aurkeztutako salaketak -haietariko batzuk ondoren epaituak eta absobituak izan zirenak hainbat epaitegik artxibatu izan dituzte, ezin izan bait dituzte erasotzaileak identifikatu, burua estalita zeramatelako eta haien kideek edota barne Kontselaritzak ezin izan bait dituzte identifikatu. Oraindik ez dakigu apirilaren 16 izandako epaiketaren sententzia, Ertzain baten kontrako epaiketa,neska gazte bati sabelean ostiko bortitza eman ziona Ametzolako errotondan, gaztetxetik 500 metrotara.

Kukutza III gaztetxearekin elkartasun osoa baketsuki erakutsi zuen mugimendu sozialak oraindik ere epaiketaren zain daudenen pertsonen absoluzioa espero dute. Baina, dena dela, poztasunez jaso dute erantzun judizial hau, jazoerak hobeto isladatzen duena, argi utziz Ertzaintzak dioena gezur hutsa dela. Eta eskatzen dute gertaerak haien interesen onurarako aldrebestu duten pertsonek -Barne Kontseilariak eta Bilboko Alkateak bereziki- momentu horretan alde batera utzi zituzten erantzukizun politikoak hartzea.