miércoles, 18 de marzo de 2015

Errekaleor Bizirik presenta un informe de arquitectura que demuestra el buen estado de las viviendas


Los vecinos de las viviendas okupadas de Errekaleor no permitirán mañana el acceso de los bomberos y la policía para realizar un estudio de las viviendas. Los jóvenes de Errekaleor Bizirik denuncian que el Ayuntamiento quiere utilizar el informe como excusa para ordenar su desalojo preventivo.

El colectivo Errekaleor Bizirik, que integra a medio centenar de jóvenes que residen en viviendas okupadas del barrio, presentó ayer en el Ayuntamiento un informe pericial. Informe de un arquitecto que certifica que las viviendas en que están residiendo son habitables.

La Policía y los Bomberos acudirán hoy al barrio de Errekaleor para analizar el estado de varias viviendas, ubicadas en los portales 2, 4, 5, 8 y 23 del barrio. Los jóvenes denuncian que esta selección de las viviendas es arbitraria, y que tres de los portales que se analizarán corresponden a la parte baja del barrio. Incluso, uno de ellos es el edificio que se quemó hace poco más de un mes y que motivó el primer informe.

Frente a estas viviendas, tan sólo 2 están ocupadas por los miembros de Errekaleor Bizirik. El objetivo, denuncian, es extrapolar estos resultados a todo el barrio.

Los portavoces de Errekaleor Bizirik han sido hoy claros: “Sin una orden judicial no les vamos a dejar entrar en la vivienda”.

En realidad el informe pericial es clave en el proceso judicial para ordenar el desalojo. Si los informes consideran que existe riesgo para la salud de las personas, el juez podría ordenar el desalojo preventivo, sin necesidad de juicio. Los okupantes denuncian, sin embargo, que las viviendas en que ellos residen sí están en buenas condiciones.

El alcalde Javier Maroto ya aseguró la semana pasada que no habría desalojo antes del informe. Ahora, una vez se realice el informe, habrá que esperar a ver qué ocurre con las viviendas.