lunes, 8 de septiembre de 2014

Barakaldoko Gazte Asanblada responde al cierre de "Kobazulo" con una nueva okupación


Como si de un acto reflejo se tratara, la Gazte Asanblada de Barakaldo informa que tras ser precintado Kobazulo Gaztetxea, a comienzos de esta semana procedieron a okupar los locales que hace 5 años albergaban el "Gaztetxe Makala" en el barrio de San Bizente. Indican que pese a las presiones del anterior alcalde al dueño de este local, no consiguieron que interpusiese denuncia policial por lo que tuvieron que recurrir a la via administrativa para clausurar el gaztetxe situado en San Bizente. Ahora regresan a "Makala" y dicen encontrarse con un local abandonado y deteriorado tras permanecer 5 años vacio. "El nuevo gaztetxe posibilitará la organización de la juventud barakaldesa en torno a los principios de equidad, trabajo común y solidaridad, creando una alternativa de ocio y cultura" aseguran.

Barakaldo Gazte Asanbladaren Prentsa Oharra:

En la noche del martes 2 al miércoles 3 de septiembre se okupó el local donde hasta hace 5 años estuvo el gaztetxe Makala. De esta manera, se responde al reciente desalojo de Kobazulo y se aporta una solución a la necesidad de un espacio libre y autogestionado en el pueblo. El ayuntamiento, una vez más, se encargo de desalojar Makala por vía administrativa, ya que a pesar de las continuas presiones, no consiguió que los dueños interpusieran una denuncia. Durante los últimos 5 años el local ha permanecido cerrado al barrio y condenado al abandono y deterioro. Por todo lo anterior, y ante la dejadez e inmovilismo de las instituciones públicas y los propietarios, hemos decidido trasladar el proyecto de Kobazulo Gaztetxea a este local.

El nuevo gaztetxe posibilitará la organización de la juventud barakaldesa en torno a los principios de equidad, trabajo común y solidaridad, creando una alternativa de ocio y cultura opuesta al consumismo, sexismo y pasividad impuestos por el alcalde y sus empresas amigas. Además, trabajaremos para impulsar el trabajo comunitario con el barrio de San Vicente, pasando de la mera convivencia a la ayuda mutua. Por otra parte, el gaztetxe debe convertirse en el epicentro de la crítica al sistema y las injusticias que provoca, así como en el espacio de reunión de los colectivos que luchan por un cambio social.


HERRI BAT GAZTETXE BAT!
DESALOJORIK EZ ERANTZUNIK GABE!
OKUPAZIOA EZ DA DELITUA!