viernes, 28 de febrero de 2014

El próximo lunes 3 de marzo no será un día cualquiera

Artículo de colaboración para Borroka Garaia da!. Autor: Adrián G. Gómez, militante de Regüelta, del recientemente interrumpido proyecto de Erribera 13 y tres años residiendo en Euskal Herria

[Ver calendario de movilizaciones]


El próximo lunes 3 de marzo no será un día cualquiera. La archiconocida “troika” se reunirá en el Museo Guggenheim de Bilbao en lo que será “el primer gran foro español de carácter económico y ámbito internacional, […] un punto de encuentro y debate de personalidades de primer nivel internacional en el ámbito de la política, la empresa y las instituciones y organismos internacionales con responsabilidad en las políticas públicas”. Esta definición está extraída literalmente de los medios de expresión de los organizadores de este evento: ICEX (España Exportación e Inversiones) y el Club de Exportadores e Inversores Españoles. El “Foro Global España 2014: de la estabilidad al crecimiento” comenzará en Bilbao, pero después “se celebrará con carácter regular en otras grandes ciudades” del Estado español.

¿De la estabilidad al crecimiento? Aquellos que nos han robado el futuro e insisten en machacar nuestro presente, se reúnen bajo un lema ofensivo para hacer alarde de su poderío y majestuosidad. Recortan los servicios públicos, el gasto social, los derechos laborales, las libertades… Ya ni siquiera intentan esconderse o engañarnos. Crecimiento y estabilidad para las oligarquías, la banca y las empresas multinacionales que mueven los hilos. Decrecimiento y miseria para la clase trabajadora. Para los y las “de abajo”. Para el “precariado”. Lo llamemos como lo llamemos, para nosotros y nosotras.

Hablan de “la recuperación española y por extensión en la europea”, hablan del final del túnel. Del final de su camino. Con este foro, la “troika” y los partidos políticos del Estado que acatan servilmente las órdenes de esta, se ríen de todas nosotras, de los jóvenes a los que nos obligan a emigrar, de las desamparadas que viven en la miseria, de los parados, de las desahuciadas, de las miles de familias que no les queda otra que dejarse explotar por grandes empresas para las que la crisis no ha sido otra cosa que una excusa para ampliar los márgenes de su dominio.

Christine Lagarde (directora gerente del FMI), Mariano Rajoy, Luis de Guindos, José Manuel Soria, Juan Carlos I de Borbón, los Comisarios Europeos de Asuntos Económicos, Comercio y Competitividad (Olli Rehn, Karel de Gucht y Joaquín Almunia), Jeroen Dijsselbloem (Presidente del Eurogrupo), Ángel Gurria (Secretario General del OCDE), Iñigo Urkullu (Lehendakari del Gobierno Vasco), altos cargos de Inditex, Telefónica, SENER, Iberdrola, BBVA… Esta es la gente que va a debatir sobre el “crecimiento económico sostenible”, la “recuperación europea” o de las “oportunidades de la globalización”.


3 de marzo: amargos antecedentes

El próximo lunes 3 de marzo no será un día cualquiera. De hecho, ningún 3 de marzo es obviado por los y las trabajadoras del Estado español. En este día, en 1976, durante una huelga, la policía realizó un brutal ataque sobre un grupo de trabajadores que estaban reunidos en una asamblea en Gasteiz causando cinco muertes y cientos de heridos. Las consecuencias de esta masacre repercutieron en todo el Estado, haciendo que tres días más tarde, en una protesta realizada en Catalunya por este hecho, otro obrero fuera asesinado. Más tarde otro murió en Basauri, esta vez a manos de la Guardia Civil. El enfado llegó incluso a Italia, donde volvió a correr la sangre, esta vez en un acto frente a la embajada española.

El 3 de marzo es una fecha dolorosa. Y consciente o inconscientemente, parece que pretenden grabárnosla con hierro al rojo con otro ignominioso acto.


Es el momento de responder

Los movimientos sociales del País Vasco han comenzado a movilizarse. Ya hay convocada una manifestación ese día, a la hora de la inauguración del foro, para mostrar el rechazo hacia los que nos arrastran hacia el empobrecimiento y la precariedad. El mismo día, por la tarde, se realizará una conferencia en el paraninfo de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y otra manifestación. Así mismo, durante esta semana, se realizará una concentración y una charla informativa crítica sobre las empresas y organizaciones que asisten al evento y cómo repercuten en nuestras vidas. Pero esto no es un asunto que solo incumba al pueblo vasco. Nos incumbe a todas.

¿Dejaremos que celebren sus actos y campen a sus anchas por el mismo Estado al que han conducido a la ruina? ¿Permitiremos que se rían y festejen su “crecimiento económico” mientras nos condenan al resto a una vida de esclavitud? Es el momento de responder. De mostrar que sabemos que ellos son los culpables y no temblamos al señalarles, de mostrar nuestra fuerza, nuestra ira y nuestro rechazo hacia ellos, hacia sus políticas y hacia sus actitudes opresoras y represoras. Es el momento de enseñarles que todo acto tiene una consecuencia y que no saldrán indemnes de todo lo que nos están haciendo. Es tiempo de lucha.