martes, 4 de diciembre de 2012

Ofrece su casa a una familia desahuciada

Un vecino de Ayamonte (Huelva) ha puesto una vivienda de su propiedad a disposición de cualquier familia que haya sido desahuciada con la única condición de que la arregle y firmen un contrato por el tiempo que necesiten ocuparla.

Según ha explicado se trata de una vivienda de 110 metros cuadrados que heredó de sus padres y está situada en el centro del municipio.

"Como está desocupada, puede servir para que sea usada por cualquier persona que lo esté pasando mal en estos tiempos".

El acuerdo con el que llegaría con la persona que la ocupe pasaría, según ha precisado, por que realizara una reforma en algunas estancias, como el cuarto de baño o la cocina.

"Tener una casa vacía y que nadie se pudiese beneficiar me parecía una tontería", ha apostillado.

El propietario tiene dos viviendas más, en Ayamonte y en Huelva capital, y ha señalado que sus hijos son aún menores de edad, de modo que no tendrán necesidad de ocupar la casa en varios años, por lo que cree que "quien lo pida porque tiene verdadera necesidad le puede venir muy bien y ayudarle a salir adelante en cierta medida".

Esto es lo que aparecía en un medio de comunicación hoy y, aunque no es lo habitual, no es un caso único.

En la Okupazio Bulegoa ya conocemos casos parecidos. Y es que en la okupación los inmuebles que se okupan están abandonados, lo que requiere una rehabilitación para conseguir unas condiciones de vida dignas.

En muchos casos se intenta contactar con las personas propietarias con el fin de llegar a un acuerdo positivo para ambas partes, como lo son acuerdos sobre arreglos o el contrato en precario (forma legal de cesión de uso). Estos acuerdos son positivos para las personas okupantes ya que permiten disponer de un techo bajo el que vivir, y para las personas propietarias ya que se rehabilitan los inmuebles, se evitan los problemas derivados de un mal uso, humedades e insalubridad de lo que son responsables.

Además el movimiento de okupación trata de mantener las mejores relaciones con su entorno.